CRA02-2013-1

Crápula

Crápula Wines - Jumilla
Añada
2013
Vino
Tinto
Denominación
Jumilla
Guía Peñín
89
Botella 75cl.

11,50 €

-17%

13,90 €

El precio incluye IVA.

Compartir:

Cashback: 11 puntos de fidelidad = 0,11 €


Ficha técnica

Crápula

  • Añada: 2013

  • Variedades: Monastrell 100%.

  • Nota de cata: Uvas procedentes de viñedos viejos seleccionados. Vendimia manual y selección de racimos y granos en dos fases diferenciadas. Despalillado entero sin estrujar buscando potenciar los aromas primarios. Largas maceraciones pediculares seguidas de fermentaciones largas con contacto del hollejo con el vino. Fermentación maloláctica en barricas. Crianza 12 meses en barricas de roble francés (90%) y americano (10%). Color cereza granate. Elegante y fino en nariz, complejo, hierbas aromáticas, aromas de fruta madura, regaliz, torrefactos. Excelente armonía de sensaciones. En boca es fresco, fluido, goloso y amable. Es muy frutal, balsámico con taninos finos y rasgos elegantes. Predomina la sensación frutal bien combinada con una excelente barrica. Nota floral y un final láctico de buena persistencia.

  • Maridaje: Arroces, guisos, legumbres, setas, estofados de carne, embutidos, morros y manos de cerdo, asados variados, carnes blancas y rojas en salsa plancha o parrilla, quesos de corta y media curación.

  • Temperatura de servicio: Servir entre 16 y 18ºC.

  • Guía Peñin 2017: 89 pts - "Color: cereza intenso, borde violáceo. Aroma: roble cremoso, fruta madura, balsámico. Boca: equilibrado, especiado, largo, taninos maduros."

  • Otros datos de interés: Gabriel Martínez sabe lo difícil que es convencer a los consumidores españoles de las excelencias de los tintos de Jumilla. Lo lleva haciendo desde 1999, primero como responsable comercial de Bodegas Casa de la Ermita y, desde hace muy pocos años, con su propio proyecto: Crápula Wines. Y tiene razón. Jumilla ofrece algunos de los tintos de mejor relación calidad-precio del país con golosos y distintivos sabores mediterráneos. La receta que mejor le ha funcionado a Martínez se resume en cuatro puntos clave: "Un packaging muy bueno, meter el vino en las mejores guías, conseguir una buena distribución, no necesariamente grande, y el boca a boca en lugares de prestigio. Es una labor de ocho a diez años para lo que es necesario invertir, tener paciencia y ser muy regular". Su Crápula, que salió al mercado con la cosecha 2008, lo ha conseguido en un tiempo récord. Pero es que conjuga muchos factores: un nombre tan simpático como canalla, una presentación adecuada que no despampanante y, sobre todo, el contenido de la botella. La añada 2009 que está ahora mismo en el mercado es profunda y concentrada; uno de esos tintos carnosos que se mastican, con mucho de todo (color, fruta, estructura) y un muy bien conseguido equilibrio gracias a la obsesión de Martínez por mantener un máximo de frescura. La gama de la bodega incluye otras dos etiquetas aún más asequibles: NDQ Roble, con un paso de cuatro meses por barrica y NDQ Selección, con 12 meses de envejecimiento y notable relación calidad-precio. Elabora también una marca diferente junto a su importador de Estados Unidos, Cármine, de la que se empiezan a ver algunas pocas botellas por España. En todos los casos son tintos de monastrell, la uva autóctona de la zona, con esas bocas característicamente intensas, envolventes y plenas de fruta dulce, que incorporan un pequeño toque de syrah. Las producciones son cuidadas y reducidas. Por ejemplo, sólo se han elaborado 15.000 botellas de Crápula 2009, un tinto que, se mire por donde se mire, merece la pena probar.

Nuestras recomendaciones

Valoración de los socios

Escribe tu opinión

Crápula

Crápula

2013 - Crápula - Jumilla - España