FER01-2018-1

Ferratus A0

Ferratus - Ribera del Duero
Añada
2018
Vino
Tinto
Bodega
Ferratus
Denominación
Ribera del Duero
Robert Parker
90
Guía Peñín
91
Botella 75cl.

9,30 €

-12%

10,60 €

El precio incluye IVA.

Compartir:

Ficha técnica

Ferratus A0

  • Añada: 2018

  • Variedades: Tempranillo 100%.

  • Nota de cata: Al tener 12 meses de barrica tiene un comportamiento similar a un crianza, pero con una sensación frutada y fresca, con cepas en torno a los 20 años. La vendimia es manual en cajas de 14 kg. y seleccionada en mesa en la propia bodega y su elaboración se realiza en depósitos de acero inoxidable. Fermentación maloláctica en barricas de roble con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés hasta alcanzar su nivel óptimo de redondeo. A la vista resulta de color rojo picota intenso con ribetes violáceos, capa alta, limpio y muy brillante. Fragante en naríz, donde se destacan aromas de arándanos, moras negras, pimienta negra, clavo, cedro, tabaco, chocolate y caramelo de violeta. En boca resulta una uva densa, frutada, con buena madera. Acidez muy equilibrada, amable, fácil de beber.

  • Maridaje:  Pescados rosados y/o asalmonados grasos, remolacha roja, chipotle, hongos y setas. Excelente también con pasta, arroces, risottos, y guisos más complejos y animales jóvenes: lechazo, cabrito, cochinillo, ternasco o ternera tanto asados como guisados.

  • Temperatura de servicio: Servir entre 16 y 18ºC.

  • Guía Peñin 2021: 91 pts - "Color: cereza brillante. Aroma: especias dulces, fruta madura, chocolate, fruta negra. Boca: frutoso, especiado, taninos maduros.

  • Wine Advocate #238 - August 2018 - Luis Gutierrez: 90 pts - "The classical, harmonious and clean 2016 Ferratus AØ is quite fruit-driven and pleasant after only around one year in barrel. It has moderate alcohol and good freshness that make it quite round and pleasant. 70,000 bottles produced. It was bottled in April 2018." Añada 2016.

  • Otros datos de interés: El respeto al pasado y presente profesional de Cuevas Jiménez se pone de manifiesto ya desde la elección de la marca Ferratus para denominar los vinos de esta familia originaria de la Ribera del Duero. La estructura de hierro acero corten que atraviesa la fachada de su funcional y contemporánea bodega representa una EFE al revés y se ha convertido en un logotipo cada vez más reconocido en el panorama vitivinícola español. Aunque del latín Ferratus se puede traducir por “provisto de hierro”, el objetivo originario de la familia no era elaborar vinos potentes sino los más elegantes de La Ribera del Duero. Con F de finura. Con F de futuro. Un propósito arriesgado que Pedro y Enrique Cuevas, padre e hijo, confiaron en una mujer, Mª Luisa, hija y hermana, dejando atrás su trayectoria profesional anterior, dedicada al mundo jurídico en Madrid, que asumió el gran reto de lograr vinos de vanguardia y alma femenina en el corazón de La Ribera. Ella era la única persona que podía interpretar un mensaje con tanto fondo, todo un relevo generacional y de género en la zona. Pura sensibilidad y filosofía. ¿Quién puede recordar ya a los Ferratus como férreos? Fantásticos, Fabulosos, Ferratus. El edificio de Ferratus se puede contemplar desde la carretera de Burgos-Madrid (A-1), entre los municipios de Aranda de Duero y Gumiel de Izán. Estamos en el corazón de la DO Ribera del Duero (Castilla y León), en la franja que corresponde a la provincia de Burgos donde se aglutinan la mayor parte de bodegas elaboradoras de vino con marca Ribera del Duero. En esta franja del Este es donde mejor y mayor cantidad de uva tinta del pais se produce respecto a su otra vertiente vallisoletana. Los turistas del vino tienen en la villa de Aranda de Duero la ventaja añadida de poder visitar un conjunto inigualable de siete kilómetros de galerías subterráneas donde es posible revivir la historia bodeguera de la región desde el Medievo, además de otros muchos monumentos arquitectónicos. El enólogo de Ferratus, Benigno Garrido, es uno de los grandes conocedores de la uva tempranilloen su recorrido a lo largo del valle del Duero. Curtido en sacar el máximo provecho a las uvas locales en Toro, Zamora y Arribes, ha conseguido sacar de nuestras fincas lo mejor de la Ribera del Duero. Hacer el mejor vino de la comarca supone seleccionar viñas con suelos, orientaciones en laderas y cepas muy viejas, las más viejas de la comarca, algunas de más de 50 años. No ha sido tarea fácil, algunas parcelas son propiedad de viticultores devotos que guardan el tesoro de tener la mejor uva en Sotillo, Quinta del Pidio, Gumiel de Izán, La Horra… Al final nuestro patrimonio abarca el ramillete de 15 hectáreas de viñas con predominio de suelos arcillosos-calcáreos, con un tamaño que no supera la hectárea. Un mosaico de artesanía vinícola compuesto por sobrecogedoras esculturas de cepas retorcidas. Nuestros racimos de uva son tratadas como auténticas gemas de joyería: por eso todos los años no podemos conseguir embotellar el mismo número de vinos Ferratus. Menos aún del vino Ferratus Sensaciones, el vino que corona nuestro compromiso con lo excepcional. Un vino insólito que extraemos del viñedo del Pago de Santa Cruz en La Horra, de donde nacen vinos de enorme acidez, sutilidad y elegancia gracias a las extraordinarias condiciones del terreno por su altitud y las especiales barreras de protección ante el clima. Durante todo el año hacemos un seguimiento a todas nuestras cepas en vaso diseminadas en las diferentes parcelas y respetamos su ciclo natural. Este tipo de viñas viejas aportan altos niveles de mineralidad y más complejidad porque están bien adaptadas al terreno. Estamos convencidos que sólo dan su mejor fruto si no sobrepasamos los 2,5 kilos por planta, unos tres racimos por cepa. Una vez que hemos comprobado que los granos de los racimos han llegado a una maduración óptima (el equilibrio entre los azúcares y la acidez), damos por iniciada la vendimia, la cual realizaremos siempre a mano. Los racimos maduros los recogemos en pequeñas cajas de 15 kilos, así se facilitan que lleguen enteras y en estado de máxima limpieza. Una vez en bodega, las uvas pasan la primera prueba de la mesa de selección de racimos y su despalillado. Realizamos incluso una segunda selección en mesa del grano, un procedimiento tan costoso y artesanal que sólo siguen los grandes vinos del mundo. La bodega es un reflejo y una continuación de lo que buscamos en las viñas: hacer el mejor vino de Ribera poniendo a su servicio la maquinaria más práctica y moderna. La construcción del edificio se ha realizado con materiales aislantes e importados de las naves industriales que nos permite aislar los vinos de los combates del clima exterior. El logo con EFE en hierro en la fachada que da la bienvenida en nuestra bodega se emparenta con el ambiente FORESTAL de pinares que resguardan al edificio. Parte de la nave se ha semienterrado para aprovechar las condiciones de temperatura fresca del suelo que nos evitan los equipos de refrigeración artificial. La fermentación de los vinos se realiza en depósitos pequeños que se clasifican por viñedos. Su unión nos permite obtener vinos muy personales de los que decidiremos el cupaje final para el vino del año. El gran misterio que guarda nuestro enólogo es la mezcla que terminará su proceso afinándose en barricas de roble casi al cien por cien francés. En los Ferratus, la evolución y la elegancia depende de esta sabia combinación entre infinitos aromas de tueste que nunca enmascaran la primacía de la fruta. Cada año el vino Ferratus será distinto, pero siempre será el mejor del año. Por esta misma razón, los vinos no llevan indicada en la etiqueta el tiempo de crianza. Sólo cuando piensan que el vino está sublime es cuando deciden que debe salir de barrica para terminar de reposar y redondearse otro tiempo prudencial en botella. No hay tiempos marcados por el hombre. Aquí sólo manda el vino.

Valoración de los socios

Escribe tu opinión

Ferratus A0

Ferratus A0

2018 - Ferratus - Ribera del Duero - España