VSC08-2015-1

Murmurón

Sierra Cantabria - Rioja
Añada
2015
Vino
Tinto
Denominación
Rioja
Botella 75cl.

5,50 €

-3%

5,70 €

El precio incluye IVA.

Compartir:

Cashback: 5 puntos de fidelidad = 0,05 €


Ficha técnica

Murmurón

  • Añada: 2015

  • Variedades: Tempranillo 100%.

  • Nota de cata: Tinto de maceración carbónica, con buen aroma de frutos rojos, intenso y sabroso. Color cereza picota intenso, de capa alta, con irisaciones moradas en el borde. Limpio y brillante. En nariz es intenso e equilibrado, aromas de frutos rojos (fresa, frambuesa) y notas florales. En boca es sedoso, fresco y con cuerpo. Taninos presentes pero equilibrados. Elegante, buen sabor de fruta fresca con toques florales. Largo y persistente.

  • Maridaje: Embutidos, arroces, pastas, legumbres, patatas, carnes blancas y rojas asadas o a la plancha, caza de pluma, guisos no muy especiados y quesos.

  • Temperatura de servicio: Servir entre 12 y 14ºC.

  • Otros datos de interés: Fundada por D. Guillermo Eguren en 1957, la bodega Sierra Cantabria se ubica en San Vicente de la Sonsierra, villa riojana de gran tradición vitivinícola que se encuentra situada en un paraje único entre el río Ebro y la Sierra de Cantabria. Es esta sierra, de 1.200 metros de altitud, la que protege nuestros viñedos de los fríos vientos del norte y crea un microclima único de carácter Mediterráneo-Continental, con inviernos no muy fríos y veranos suaves, con el consecuente rasgo distintivo de nuestros vinos D.O.Ca. Rioja. El viñedo de la bodega Sierra Cantabria se ubica fundamentalmente en las localidades de San Vicente de la Sonsierra, Labastida y Laguardia fundamentalmente, zona de reconocido prestigio para el cultivo del viñedo. La variedad tempranillo, en gran medida, y pequeñas cantidades de garnacha, viura y tempranillo peludo entre otras, son cultivadas en viñedos de unos 35 años de antigüedad, conservando otros de hasta 70 años de existencia. El paisaje vitícola se caracteriza por la influencia de la Sierra de Cantabria y la depresión del río Ebro, lo que origina un relieve suave y ondulado, orientado hacia el sur o sur-suroeste, y permite que los rayos del sol lleguen durante más horas a las plantas y favoreciendo la maduración de los racimos. Los suelos, de composición arcillo-calcárea, pobres en materia orgánica, nutrientes y sales minerales, son muy apropiados para el cultivo de la vid. Por otro lado, la abundancia de cantos rodados, restos de aluvión y grava les proporcionan un drenaje y una retención hídrica óptima. En el subsuelo encontramos roca agrietada que facilita a las raíces de la vid la búsqueda de aportes complementarios, que favorece el equilibrio de los diversos componentes del fruto.

Nuestras recomendaciones

Valoración de los socios

Escribe tu opinión

Murmurón

Murmurón

2015 - Sierra Cantabria - Rioja - España